HÉROES ADMIRABLES

Veo en los telediarios y en internet las imágenes de Haiti, las casas destrozadas, las gentes vagando por las calles, las revueltas, los cadáveres diseminados en las aceras, cubiertos de cualquier manera, mientras los supervivientes intentan, de algún modo, continuar con sus vidas, volver a esa normalidad que nos da seguridad, aunque para ellos esa normalidad se reduce ahora a encontrar un techo que les cubra y agua y comida para sobrevivir hasta el día siguiente. Las imágenes e historias son sobrecogedoras. 

Yo, que las veo desde la seguridad de mi salón, siento como se me encoge el corazón, y no puedo evitar preguntarme cómo reaccionaría yo si en mi ciudad ocurriera algo así, cómo se sale adelante en una situación así. Y en medio de todo ello, veo a los equipos de rescate llegados de distintos países, afanados en la tarea de salvar, curar y cuidar a los supervivientes. Sé que mi imaginación no alcanza para hacerme una idea de los horrores que habrán visto y vivido y, aún así, continúan con su trabajo, con una entereza admirable. Porque son de una pasta especial. 

Por eso, desde aquí, quiero hacer un homenaje a esos hombres y mujeres que se han metido de cabeza en el infierno para ayudar a los demás. Les admiro, aunque la palabra admirar se queda corta para reflejar el sentimiento que me produce su dedicación. Creo que no hay suficientes medallas en el mundo para premiar su trabajo y su valor. Por una vez, la escritora se queda sin palabras. Vaya desde aquí todo mi reconocimiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrelazamiento cuántico, almas gemelas y el hilo rojo

PAGANINI ¿VIOLINISTA DIABOLICO?