Detener el tiempo


Las vacaciones, especialmente las de Navidad, son algo muy raro desde el punto de vista de nuestro cerebro. Durante el resto del año, desde que nos levantamos, nos pasamos el resto del día haciendo cosas, corriendo de acá para allá, intentando ganar segundos al tiempo en una batalla que tenemos perdida de antemano y, de repente, estamos de vacaciones. El primer y el segundo día, por inercia, seguimos haciendo miles de cosas, aprovechando el tiempo, sintiéndonos culpables si no estamos ocupado cada momento, haciendo eso que llevamos medio año intentando hacer y para lo que no hemos tenido tiempo.


Hasta que, finalmente, nuestro cerebro se da cuenta de que, efectivamente, estamos de vacaciones, y, lentamente, comienza a ralentizar su ritmo y nosotros con él. Nos alargamos más en el desayuno, leemos despistadamente el periódico y, si se tercia, vemos un ratito la tele por la mañana, una gran desconocida para aquellos que trabajamos durante el día.

Poco a poco parece que vamos perdiendo facultades, nos cuesta hablar, encontrar las palabras y buscamos hacer aquello que nos haga sentir bien. Nos sentimos, en cierto modo, como si estuviéramos parados en un andén y los trenes no dejaran de pasar mientras que nuestra vida se ha detenido, y los contemplamos pasar, asombrados de que, hace sólo unos días, nosotros también viajábamos en un tren a toda velocidad.

Dicen que el dinero da la felicidad, pero, actualmente, la felicidad consiste en tener tiempo, en no tener que estar mirando continuamente el reloj, calculando cuándo deberemos comenzar a hacer nuestra siguiente tarea. Mientras escribo esto, no me importa la hora que es ni cuánto tiempo estoy tardando. Simplemente dejo que el tiempo fluya mientras escribo, ya sea el blog o la novela que estoy escribiendo ahora.

Dejaré fluir el tiempo en estos días, pero sin desperdiciarlo, porque el tiempo es algo precioso: el instante que pasa, nunca vuelve. Por ello, es importante vivir cada instante, no importa lo que estés haciendo o, lo que no estés haciendo.

Disfruta de tu tiempo.

Merry Christmas to everybody!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrelazamiento cuántico, almas gemelas y el hilo rojo

VALENTI FAINE - LA VEU DE LA CIUTAT - PREGUNTAS SOBRE CUANDO EL DIABLO SE SIENTA A TU LADO

This is me