Entradas

Mostrando entradas de 2015

El Tercer Secreto:

Imagen
"Aún no puedo creer lo que me está ocurriendo. Me gustaría pensar, como hicieron los demás, que mi superioridad me ha llevado a esta situación; sin embargo, ahora me doy cuenta de que ha sido mi propia estupidez la que ha hecho que me encuentre aquí, solo, esperando no sé bien qué, sin más compañía que una niña que aún no ha cumplido los once años. 
Así comienza "El Tercer Secreto", un relato en el que se entremezclan ciencia-ficción y suspense con un final que no os dejará indiferentes. Os invito a entrar en Amazon, donde ya está disponible, y disfrutar de la lectura... o inquietaros con ella, quién sabe.

Descongelando a mis personajes

Imagen
A menudo, mientras escribimos una novela, a menos que seamos escritores profesionales que viven de ello, son muchas las circunstancias personales y profesionales que pueden obligarnos a dejar a un lado nuestra obra, durmiendo en el cajón (más bien en el archivo del ordenador) hasta que estemos otra vez preparados para retomarla.
Para evitar esto, yo intento escribir mis novelas durante las vacaciones, para tener un largo periodo para dedicarme a ellas sin interrupciones. Pero eso no siempre es posible. A menudo, la idea de una nueva novela, con personajes que te urgen a que cuentes su historia, aparece cuando las vacaciones quedaron atrás y las próximas quedan aún muy lejanas, o cuando las estoy terminando. En esas ocasiones, procuro escribir los fines de semana y, si puedo robar alguna horilla, entre semana.

Incomprensible, inexplicable

Imagen
He intentado escribir muchas palabras sobre lo ocurrido con el Airbus A320 de Germanwings, pero siempre he terminado borrando la entrada. Creo que, por mucho que busque, nunca encontraré las palabras para intentar explicar lo inexplicable, comprender lo incomprensible.


No voy a hablar del copiloto, Andreas Lubitz. Creo que los medios ya lo están haciendo suficiente y desde todos los puntos de vista.


Pero no puedo evitar pensar en los familiares y amigos de las víctimas de ese vuelo, intentando encontrar algo de razón en la sinrazón, buscando donde no la hay. Intento ponerme en su piel, pero no puedo imaginar por lo que estarán pasando. 

Priscilla, Reina del desierto, el musical

Imagen
Anoche fuimos a ver el musical Priscilla, Reina del Desierto, al Teatro Alcalá. Vaya por delante que soy una fan incondicional de la película en la que se basa este musical, lo cual significa que mis expectativas eran muy altas. Y lo menos que he de decir es que se vieron ampliamente superadas.
La puesta en escena, el vestuario, los cambios de escenario y, sobre todo, la música, conforman un musical que te hace disfrutar y vibrar como pocos. El escenario se llena de ritmo, de color, de humor, en un continuo que casi no sabes dónde mirar para no perderte nada.

Con las manos llenas de harina (sin gluten)

Imagen
Escribo este artículo casi con las manos llenas de harina. Soy intolerante-alérgica-vaya-usted-a-saber-qué al gluten, es decir, en las pruebas no se detecta nada, pero a mí me sienta como un tiro, así que he dejado de consumir productos con gluten. Hasta ahora me he limitado a comprar productos para celíacos, pero, desde que lo hago, el presupuesto para la compra ha aumentado considerablemente, por lo que he decidido preparar por mí misma el pan, bizcochos y otras cosas que pueda hacer yo. Así que me he puesto manos a la obra y ahora mismo la masa está fermentando en el horno. He disfrutado mucho haciéndolo, porque  amasar pan tiene algo atávico que hace sentir bien. No sé si será la textura de la masa o el hecho de crear algo con nuestras propias manos, pero resulta muy relajante.


Mientras amasaba, no he podido por menos que pensar en todos aquellos que no tienen recursos para celíacos. En España y en lo que se llama el Primer Mundo, gracias a cadenas como Mercadona estos productos…

Hablando de San Valentín

Imagen
Cuando me preguntan qué opino del día de San Valentín, reconozco que no tengo una respuesta clara. Por un lado sé que es un día comercial, orquestado para que todos nos gastemos dinero en algo para nuestras parejas, salgamos a cenar o a ver una peli o hagamos algo romántico. 
Por otro lado me pregunto ¿Qué tiene eso de malo, sobre todo si lo haces con ilusión? Si estás realmente enamorado/a, San Valentín puede no diferir mucho de un día más, pero es una ocasión de reservar un tiempo como pareja, algo que, en esta sociedad que va a toda velocidad, siempre es necesario. Si tu relación no va del todo bien, quizá pueda ser un momento para recuperar algo de intimidad, para volver a recuperar aquellas mariposas en el estómago del principio o volver a perderte en aquella mirada que te impresionó la primera vez. 
Y, si no tienes pareja, también tienes que celebrar San Valentín. Contigo mismo. Porque, a menudo, nos olvidamos de que la primera persona a la que tenemos que querer y de quién tenemo…

Dunai, the gnome of dunes/ Dunai, el gnomo de las dunas (bilingual english-spanish). Soon available on Amazon!!!!

Imagen
Many times, when we read a book for English or Spanish as Second Language students, the stories are boring and it is not really easy to understand them, so we end up closing the book and losing the oportunity of improving our language level. 
But, if you really want to improve your level or Engllish or Spanish as a Second Language  reading a great and an amusing story, you could do it know with "Dunai, the gnome of Dunes".
This is a bilingual English-Spanish story for kids from 8 to 11 years old and also for students of English or Spanish as a Second Language, at any age, for improving his or her knowledge of English or Spanish as a Second Language. 

Propósito de año nuevo #1: Limpiar nuestro desván interior

Imagen
1 de enero. Un día en el sentimos que abrimos un nuevo capítulo del gran libro de nuestras vidas. Y ¿por qué no? Quizá dentro de quince días hayamos abandonado todos nuestros propósitos, quizá no. Pero es indudable que nos sentimos renovados por dentro, con la sensación de tener una nueva oportunidad para alcanzar nuestros sueños, ser un poquito más como nos gustaría ser y sentirnos más auténticos y mejor con nosotros mismos. 
No siempre tenemos tiempo o el estado mental necesario para echarnos un vistazo introspectivamente hablando. Son tantas las obligaciones que tenemos a diario que, a menudo, nos olvidamos de nosotros mismos, preocupados u obligados a llegar a todo.