Priscilla, Reina del desierto, el musical

Anoche fuimos a ver el musical Priscilla, Reina del Desierto, al Teatro Alcalá. Vaya por delante que soy una fan incondicional de la película en la que se basa este musical, lo cual significa que mis expectativas eran muy altas. Y lo menos que he de decir es que se vieron ampliamente superadas.

La puesta en escena, el vestuario, los cambios de escenario y, sobre todo, la música, conforman un musical que te hace disfrutar y vibrar como pocos. El escenario se llena de ritmo, de color, de humor, en un continuo que casi no sabes dónde mirar para no perderte nada.


Aparecen las escenas más relevantes de la película, como aquella del "tampax" que creo que todos los fans de la cinta estábamos esperando, y la banda sonora se ve complementada con otras canciones igual de pegadizas que, para quienes echamos de menos la música de los 80, son como una vuelta al pasado (musical) maravillosa.

Los actores, todos ellos, insuperables. Los bailarines o, debería decir, el resto del elenco, también. Y lo mejor de todo es que la música es en directo, lo cual te hace sentirla aún más.

Sólo puedo decir que todo el público terminamos de pie, bailando y cantando “I will survive”, para prorrumpir después en una ovación que prácticamente no tenía fin.

Un musical maravilloso, que nos hizo salir del teatro llenas de energía positiva, después de haber disfrutado “como perras” durante dos horas.   


Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrelazamiento cuántico, almas gemelas y el hilo rojo

VALENTI FAINE - LA VEU DE LA CIUTAT - PREGUNTAS SOBRE CUANDO EL DIABLO SE SIENTA A TU LADO

This is me