Entrelazamiento cuántico, almas gemelas y el hilo rojo

Imagen de http://kikka-roja.blogspot.com.es/

Hace unos días, veía un documental de National Geographic sobre física cuántica hablaron del entrelazamiento cuántico, una propiedad de la materia a niveles subatómicos por la cual Se da la particularidad de que estos dos objetos comparten una misma existencia, como si estuvieran unidos por un cordón umbilical invisible o una onda que los une incluso a grandes distancias.

No voy a extenderme mucho en esta teoría, entre otras cosas porque aún tengo mucho que entender de ella, pero he de decir que, al escucharla, vino a mi mente la leyenda oriental del hilo rojo del destino, según la cual, un dios lunar ata un hilo a dos recién nacidos, uniendo sus almas para siempre, hilo que, por mucho que se tense, se estire, o se retuerza, nunca se rompe, logrando al final que las dos almas se encuentren.


En occidente esta idea se plasma en el concepto de almas gemelas: las almas se rompieron dividiéndose en dos (almas gemelas) que están destinadas a encontrarse para volver a reunir al alma rota, de ahí la afinidad que se siente cuando encuentras a tu “alma gemela”.
Imagen del blog http://lamentesuperior.com/realidad/

Los tres conceptos, aunque muy separados en el tiempo (las leyendas son inmemoriales y el entrelazamiento cuántico fue anunciado en 1935 por sus creadores, Einstein, Boris Podolsky, and Nathan Rosen) apuntan a una misma realidad: la búsqueda del alma gemela, y quizá lo que tienen de especial es que la física ha encontrado explicación a dicho fenómeno de la búsqueda del otro, de la media naranja, nuestra alma gemela, la pareja ideal.

Desde mi punto de vista, cada uno somos una unidad completa y no necesitamos tanto a nadie que nos complete como a alguien que nos “complemente”, que nos enriquezca, que, como decía Jack Nicholson a Helen Hunt en Mejor imposible, nos haga querer ser mejor persona y  nos impulse a dar lo mejor de nosotros mismos.

Pero volviendo al entrelazamiento cuántico, resulta curioso que un efecto que no se podía observar hasta el nacimiento de la física y la mecánica cuántica fuera percibido ya por el alma humana, definido con los elementos que tenía a su alcance, dando casi explicación a una realidad que sólo puede ser comprobado a niveles subatómicos.

Quizá esto sea una demostración de la percepción más allá de la observación que tiene nuestro cerebro, o herencia de un conocimiento ancestral que nos permite “ver” lo invisible. Sea de ello lo que fuere, lo que es indiscutible es que ambas leyendas son bonitas, esperanzadoras no sólo en el tema de la pareja, sino en la amistad o en cualquier relación y, lo que es más importante, capaces de llenar de amor la mismísima física cuántica.

La pregunta es: ¿deberemos a partir de ahora aplicar la física y mecánica subatómicas al ser humano para entenderlo mejor? Quizá así aprendamos a conocernos mejor.

Comentarios

Ernesto Panama ha dicho que…
Rachel feliz fin de semana.

Tema interesante el de tu Blog y que ahora la física cuántica explica.

Creo haber vivido las experiencias de la atracción sin conocer del hilo rojo oriental, ni el moderno método cuántico.

El resultado de mi experiencia, ha sido satisfactorio.

Y a pesar de todo continuó en la tarea de superarme, alcanzar metas y sin embargo nunca estuvo en mi mente la necesidad de encontrar ese complemento que complementara mi superación, pues en los años mozos los objetivos no siempre están bien definidos.
Pasados los 60 años. quizá sea tarde para esta búsqueda. Y como tú lo mencionas, ¨Somos una unidad completa.

Exitos en tu próxima publicación.

Gracias
Rachel Ripley ha dicho que…
Hola Ernesto,

Ante todo gracias por tu comentario. Me alegro de que te haya gustado mi artículo. Y no creo que nunca sea tarde para continuar o iniciar la búsqueda. Nos han convencido de que hay que ser joven para hacer las cosas, y no es así. Mientras estemos vivos, tengamos la edad que tengamos, estamos a tiempo.

Sigue superándote de ese modo. Enhorabuena.

Entradas populares de este blog

VALENTI FAINE - LA VEU DE LA CIUTAT - PREGUNTAS SOBRE CUANDO EL DIABLO SE SIENTA A TU LADO

PAGANINI ¿VIOLINISTA DIABOLICO?